Consejos para conservar la calidad de las frutas en la post-cosecha

Tendencias 2019: Frutas y verduras
Tendencias 2019: Sector frutas y verduras
05/03/2019
Utilización filtros en fruta y hortalizas
¿Cómo mejorar la conservación de nuestras frutas y hortalizas?
07/05/2019

Consejos para conservar la calidad de las frutas en la post-cosecha

Consejos para mantener la calidad de las frutas en la post-cosecha

29/03/2019

El desperdicio alimentario que se da hoy en día junto con el crecimiento de la población mundial hace que la post-cosecha tenga un papel crítico en las frutas y verduras que habitualmente consumimos.

Una post-cosecha eficaz maximizará la calidad, alargará la vida útil y por consiguiente reducirá las pérdidas finales. Realizar correctamente la post-cosecha influirá directamente en la vida útil de las frutas. Por lo tanto, la vida útil de las frutas y verduras dependerá de una correcta aplicación de las tecnologías post-cosecha.

Desde Ozeano queremos resaltar una serie de aspectos a tener en cuenta para asegurar el perfecto estado de los alimentos una vez lleguen a nuestras manos:

Respiración

La respiración en las frutas variará según su especie, variedad, grado de maduración o procedencia. Así que podemos decir qué cuanto más respire una fruta menor será su vida útil por lo que se considera fundamental controlar este proceso durante su almacenamiento.

Madurez

Recolectar la fruta en un punto óptimo de maduración es imprescindible para su conservación.

Humedad y temperatura

La fruta en su mayoría es agua (alrededor del 90%). Por ello, cuando vemos una fruta que tiene un aspecto arrugado o parece que no tiene buen aspecto es debido a la pérdida de humedad. Controlar los niveles de humedad evitará ese deterioro en las frutas. También la temperatura en la que se encuentra la fruta determinará la calidad de la misma. Es necesario saber la temperatura óptima que necesita cada fruta y respetar la cadena de frío desde su recogida hasta la venta al consumidor final.

Etileno

El etileno es una hormona vegetal que facilita la maduración de los frutos y la degradación de la clorofila siendo la única hormona que es un gas.

La calidad del aire (etileno) en las diferentes fases de la post-cosecha (almacenamiento, transporte, distribución) tiene un impacto fundamental en el estado de conservación de los productos frescos.

Podíamos decir que las frutas se clasifican en climatéricas y no climatéricas según su patrón respiratorio y grado de etileno durante su maduración. Así, las frutas climatéricas siguen madurando una vez recolectadas y durante su maduración aumentan la producción de etileno por lo que si compramos un plátano o manzana podrá seguir madurando en casa. Por otro lado, están las frutas no climatéricas deben recolectarse cuando estén casi listas para consumirlas, si se recogiesen antes lo único que conseguiríamos es que se pusiesen blandas.

Nuestro objetivo es ayudar a las empresas a reducir drásticamente las pérdidas que origina un mala post-cosecha durante el transporte de sus productos. De esta manera, nuestra solución para eliminar el etileno consiste en una mezcla de arcillas porosas y permanganato consiguiendo que la fruta mantenga todas sus propiedades durante el proceso de distribución.

Los filtros para absorción de etileno Ozeano son una solución simple y eficaz para eliminar el etileno de las atmósferas. Si quieres conocer más no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través info@ozeano.net o de nuestra web https://www.ozeano.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *